5 aspectos del desarrollo web que los clientes deben identificar

gestión de proyectos complicada con el cliente

Cada día se crean más de 500.000 nuevos sitios. Esto se explica, por un lado, por la popularización de las herramientas de desarrollo web; y por otro lado, por la importancia cada vez mayor de los sitios web. Esta sobreabundancia de sitios web, sin embargo, contribuye a mantener ideas preconcebidas y una comprensión deficiente del proceso de desarrollo web.

Los expertos saben mejor que nadie: los sitios web de alta calidad no crecen como hongos. La construcción de un sitio web es un esfuerzo multidisciplinar que involucra aspectos creativos, técnicos e incluso psicológicos.

Una realidad que los desarrolladores no siempre logran comunicar a sus clientes de manera significativa. A continuación, encontrará cinco aspectos principales del desarrollo de sitios web, que le permitirán comprender mejor dichos proyectos.

La báscula está preparada desde el principio

Las herramientas populares de desarrollo de sitios web hacen que sea bastante "fácil" crear sitios. La inversión en tiempo y dinero es mínima cuando se quiere crear un sitio web genérico.

Sin embargo, tan pronto como queramos marcar la diferencia y alejarnos de los sitios web de “kits”, debemos adoptar una metodología rigurosa. En este contexto, debe entenderse que las características y expectativas que tiene para su proyecto determinan la carga de trabajo.

Por ejemplo, un restaurador puede elegir dos tipos de sitios. Por un lado, un sitio que solo sirve para listar menús sin permitir interacciones con los usuarios. Por otro lado, un sitio que también permite ordenar platos, atender solicitudes específicas, mostrar la disponibilidad del establecimiento y, a largo plazo, gestionar reservas en todos los sitios del restaurante. . Parece obvio que el sitio más completo requerirá más trabajo que el primero.

Sin embargo, es aún más importante enfatizar que este sitio rico en funciones debe pensarse desde el principio, teniendo esto en cuenta.

El crecimiento escalable de su sitio no podrá seguir el ritmo del crecimiento de su negocio si los arreglos no se realizan desde el principio. En el peor de los casos, se verá obligado, como muchas empresas, a lanzar un proyecto completamente nuevo y considerar una migración complejo.

La hoja de ruta del desarrollo web es una herramienta esencial

En su mayor parte, los desarrolladores son expertos en su campo. De hecho, tienen un dominio completo de las buenas prácticas y el funcionamiento óptimo de los sitios web.

Asimismo, los clientes tienen una visión bastante detallada de su proyecto de desarrollo web. En un mundo perfecto, bastaría, por tanto, intercambiar unos minutos para acordar los términos del proyecto. Sin embargo, en la vida real, este nunca es el caso.

Primero, los clientes, incluso los mejor informados, no siempre pueden comunicar sus expectativas de manera eficaz. Al menos, los desarrolladores no siempre logran traducir las expectativas en módulos concretos para un sitio.

La herramienta que permite cerrar la brecha entre la visión que el cliente tiene de su proyecto y las tareas concretas que los desarrolladores pueden lograr es la hoja de ruta. Podemos imaginarlo como una traducción de ideas en proyectos.

Por tanto, no es casualidad que algunas agencias de desarrollo web contraten gestores de proyectos. Una de sus principales misiones es producir esta hoja de ruta. Este documento también establece los parámetros del proyecto, los plazos y las modalidades de modificación.

¿Quiere mejorar su marketing?
1) Imprescindible para mejorar tu SEO
2) Para ayudarle, ¿conoce monday.com, una herramienta de gestión de proyectos eficaz? https://monday.com

Es mejor prevenir que curar

Una vez que el sitio web está completo, puede ser visto por miles, si no millones, de usuarios de Internet en todo el mundo. Al contrario de lo que podría pensarse, el sitio web no necesariamente se comportará de la misma manera con todos estos usuarios.

Dependiendo de sus acciones, sus dispositivos o incluso su posición geográfica, el sitio puede experimentar discrepancias. Por lo tanto, debe entenderse que un prototipo, incluso cuando aparentemente está terminado, puede requerir largos períodos de prueba antes de ser entregado.

Por lo tanto, es crucial probar el sitio rigurosamente para identificar y eliminar errores. Este paso de prueba también tiene como objetivo llenar las posibles vulnerabilidades de seguridad del sitio.

Para hacer esto, las agencias de desarrollo tienen probadores y especialistas en garantía de calidad. El lanzamiento de un sitio web problemático puede provocar la pérdida de clientes y dañar su reputación. El control de calidad lo protege de un escenario de desastre de este tipo.

A veces se necesita tiempo para encontrar las respuestas correctas.

No es sorprendente que el desarrollo web sea una industria en constante cambio. Desde la Web 2.0 hasta la Internet de las cosas, los estándares y las prácticas cambian constantemente. Los desarrolladores deben renovar su arsenal de lenguajes de programación, herramientas y estándares con una frecuencia alucinante. Es por esta razón que a veces se les pide que se tomen el tiempo necesario para documentarse.

A modo de ilustración, cada característica se puede implementar de varias formas. El desarrollador tendrá que evaluar los métodos que conoce y buscar nuevos para identificar el mejor.

Si opta por un método nuevo y más eficiente, también necesitará aprender sobre posibles conflictos con otros lenguajes de programación y funciones en su sitio. A veces es un proceso laborioso. Aún así, garantiza la estabilidad de su sitio web, una vez completado.

La aparente simplicidad del desarrollo web es a menudo engañosa

En el campo del desarrollo web, la simplicidad es realmente el pináculo de la sofisticación. Un sitio bien diseñado debe ser fácil de usar y proporcionar una experiencia de usuario perfecta. Sin embargo, entre bastidores, esta fluidez está respaldada por códigos a veces muy complejos. La mayor parte del trabajo se realiza allí, de modo que el usuario no encuentre ningún roce al explorar el sitio.

Es por esta razón que los cambios, incluso los más insignificantes en la superficie, pueden llevar a una revisión importante de secciones enteras del sitio.

Para ilustrar este punto, podemos tomar el ejemplo de un tapiz. Se puede lograr un pequeño cambio en el borde del tejido en poco tiempo. Al igual que un cambio en las partes centrales, supondrá primero deshacer todo el resto del tapiz. Lo mismo ocurre con los sitios web.

Conclusión

El desarrollo web es un proceso delicado. Es por ello que siempre es útil tener una comprensión más completa de las realidades de un proyecto web. Una hoja de ruta detallada sienta las bases sólidas para el proyecto.

Asimismo, esta nueva comprensión de los aspectos del desarrollo web le permitirá comprender mejor a los desarrolladores. Sobre todo, ahora estará mejor equipado para beneficiarse de una realización totalmente satisfactoria de su sitio web.

Para ir más lejos :
Cómo hacer un buen árbol web