Plagio: comprender los peligros y protegerse de ellos

Cualquiera que sea el campo, el plagio se considera un pecado mortal. Ya sea que se encuentre en un texto académico, una obra literaria o una creación musical, el plagio afecta negativamente la reputación de quienes lo cometen.

En Internet, y especialmente en el mundo del SEO, el plagio es igualmente dañino. Un caso de plagio, no importa lo benigno que parezca, puede tener consecuencias desastrosas en su campaña de SEO. ¡Y esto, incluso si el acto se realiza sin darse cuenta!

Plagio y contenido duplicado, ¿de qué estamos hablando?

En un contexto donde existen miles de millones de sitios web para cada tema, el tema del plagio se vuelve preocupante. De hecho, corremos el riesgo de repetir lo que ya se ha dicho en otros lugares, incluso en los nichos más exclusivos.

Por supuesto, las posibilidades de reproducir el mismo contenido de forma idéntica son infinitamente bajas. Aún así, el plagio puede ocurrir incluso sin quererlo. En particular, en áreas donde la información no es necesariamente abundante.

Sin embargo, lo que es más común son los casos de plagio deliberado. Con demasiada frecuencia, la tentación de utilizar una redacción excelente supera la precaución. En la mayoría de las situaciones, quienes cometen tales actos ignoran las consecuencias reales que pueden tener. Sin embargo, la ignorancia no es una circunstancia atenuante en un juicio. ¡Menos aún cuando se trata de motores de búsqueda!

Contenido duplicado: ¿cómo se interpretan?

Los motores de búsqueda recorren Internet indexando sitios y su contenido, para catalogarlos y luego presentarlos como resultado. Cuando estos motores indexan varios contenidos idénticos, surge un dilema. Dado que las personas quieren tanta diversidad como sea posible, no pueden simplemente elegir enumerar todos los resultados idénticos. No importa si las fuentes son diferentes ...

La consecuencia inmediata es que el motor de búsqueda elegirá un único sitio para presentarlo. Otros sitios serán ignorados en el mejor de los casos y descartados en el peor. Google, por ejemplo, no "penaliza" activamente el contenido duplicado o plagiado. Algoritmos Sin embargo, puede preferir otras fuentes a un sitio que ya es conocido por su contenido duplicado. En otras palabras, Google no considerará las páginas de este sitio como "contenido relevante" para los usuarios de Internet.

Cabe señalar que el plagio puede intervenir de forma inadvertida en la estructuración de su sitio. Tener varias versiones de la misma página o información similar en varias páginas puede tener un impacto. En tales casos, los motores de búsqueda tenderán a presentar la página considerada como la "fuente".

Para ello, se pueden tener en cuenta muchos criterios. Entre estos: la fecha de publicación, la asistencia, pero también otros indicadores de rendimiento SEO. A veces, las páginas mal optimizadas o mal presentadas ganan. A veces, nuevamente, se considera erróneamente que otros sitios son las fuentes.

Los efectos del plagio en los resultados de búsqueda

Protegerse contra el contenido duplicado sirve, por un lado, para proteger la propiedad intelectual. Sin embargo, por otro lado, puede ser una medida crucial para preservar su posicionamiento en los resultados de los motores de búsqueda.

Un ejemplo elocuente es el de los sitios comerciales. Imaginemos por un momento que está publicando productos en un nuevo sitio web. Si opta por utilizar las descripciones de productos creadas por el proveedor, corre el riesgo de reproducir el mismo contenido que todos los demás sitios comerciales que hacen lo mismo. Este tipo de plagio inadvertido todavía te hará daño. Por una buena razón: los sitios que ya tienen una buena autoridad web y que están bien posicionados eclipsarán sistemáticamente su tienda en línea.

En el mismo contexto, si crea sus propias descripciones, pero un sitio más popular las plagia, una vez más quedará fuera de los resultados de Google. En estos casos, proteger su propiedad intelectual equivale a proteger sus esfuerzos de SEO.

Comentarios y remédier?

La prevención contra el plagio pasa por dos ejes principales. Primero, verifique la autenticidad de su contenido. A continuación, la eliminación de problemas estructurales que pueden conducir a la duplicación de contenido.

En cuanto a la autenticidad, existen muchos sitios especializados que ofrecen este tipo de servicios. Si tiene un texto que sospecha que ha sido plagiado, el método es simple. A veces, solo necesita enviar el contenido ofensivo para encontrar las fuentes de las que se copió. Algunas de estas plataformas incluso te ofrecen la posibilidad de realizar un seguimiento periódico de tu sitio, para identificar nuevos casos de plagio lo antes posible.

En cuanto a los errores estructurales, el proceso es más complejo. Variaciones de URL, múltiples sistemas de taxonomía en su sitio, versiones archivadas de sus páginas o simplemente versiones imprimibles son todas las cosas que pueden crear duplicados.

Para remediar esto, el experto en SEO y el webmaster pueden definir estrategias viables para corregir estos errores. A veces se trata de definir buenas prácticas para el sitio, que van desde la taxonomía hasta la categorización del contenido. En resumen, el objetivo es trabajar "entre bastidores" para evitar la duplicación de contenido.

Aprovechamos para mencionar el publicaciones de invitados. Si está publicando su contenido en un sitio asociado, considere incluir la etiqueta "noindex" en los metadatos para que los motores de búsqueda no indexen la página.

Conclusión

Para concluir, simplemente notaremos que el plagio y el contenido duplicado son siempre indeseables. Por supuesto, Google solo penaliza a los sitios con mucho contenido plagiado cuando creen que el plagio es intencional y tiene como objetivo manipular algoritmos. Dicho esto, incluso sin sanciones, el plagio puede tener efectos perjudiciales en el rendimiento de su campaña de SEO. Saber identificarlo, comprender sus efectos y por tanto protegerse de él